Uno de esos casos en que pasamos a ser parte del mobiliario...

El díalogo que sigue no es actual. De hecho es del 14 de Junio del 2013, pero justo hoy me acordaba y me pareció que ameritaba ser publicado. Esa noche antes de la cena mis nenas estaban en la cocina hablando entre ellas respecto a un juego de mesa que tenía la mayor. Yo también estaba ahí. Y es el día de hoy que sigo eligiendo pensar que ellas simplemente olvidaron que yo estaba. Prefiero pensar eso antes que pensar que les daba lo mismo que yo escuchara su diálogo o no...

- No podés jugar a este juego porque es para ocho años, y vos tenés cinco.

- ¿Y vos cuántos tenés?

- Ocho.

- ¿Y papá?

- ¡Novennnntamil!

Digo yo… ¿era necesario?  crying

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Marcá el cuadro de abajo para seguir.