#PremioNobel de #Física2015 para #HappyMeal

La semana pasada anunciaron a los ganadores del premio Nobel de Física 2015. Hasta ahí la noticia es seria pero al toque deja de serlo un poco cuando leemos los nombres de los ganadores: Takaaki Kajita de Japón y Arthur B. McDonald de Canadá. O sea, Kajita-McDonald. Dicen que la noticia no le cayó muy bien a Ronald por temas de cartel, porque teniendo él más años en la empresa, esperaba que su nombre estuviera primero (si, malísimo el chiste, lo sé).

Fuera del chiste obvio, estos dos muchachos ganaron el premio Nobel por sus contribuciones en los experimentos que demuestran que los neutrinos pueden cambiar de identidad. Al parecer los neutrinos son partículas subatómicas que rara vez interactúan con otras cosas (poco sociables los neutrinos che) y es por eso que son muy difíciles de estudiar. Lo más loco es que al mismo tiempo después de los fotones, los neutrinos son las partículas más abundantes del Universo.

¿Y qué es lo que demostraron Kajita y McDonald? Según lo que dice esta nota de la BBC:

El trabajo de Kajita y McDonald resolvió uno de los grandes misterios que rodeaban a los neutrinos: cuando se calculaba teóricamente el número de neutrinos que se esperaba bombardearan la Tierra, cerca de dos tercios no figuraba en las mediciones.
Lo que los dos científicos descubrieron fue que estas partículas subatómicas que parecían perdidas habían de hecho cambiado de identidad. Para ello, deben tener masa, algo que se pensaba que los neutrinos no tenían.

Yo de esto no sé mucho pero por lo que entiendo, los muy hijos de puta de los neutrinos nos venían bombardeando desde hace rato y no nos dábamos cuenta porque se hacían pasar por otros. Pero Happy y Ronald los dejaron en evidencia... digo, Cajita y Feliz... digo, ¡Kajita y McDonald!

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Marcá el cuadro de abajo para seguir.