#PlanDeVuelo: #BuenosAires, #LasVegas, #Chicago y de vuelta para estos pagos

Dos menos veinte de la matina y yo estoy sentado siendo viernes ya, delante de la laptop tipeando esto. A seis metros está la valija abierta, tirada panza arriba en la cama como un gordo que llegó en pedo y solo hizo a tiempo a abrirse la camisa antes de caer sobre el colchón para dormir la mona. En menos de veinte horas estoy con el culo arriba de un avión y sin embargo acá estoy, volviendo al ruedo con algunas pocas líneas. Hace rato largo que no vuelo fuera del país. Si no me falla el cálculo la última vez fue hace catorce años. Hice vuelos domésticos, sí. Pero hace casi tres lustros que a Ezeiza no iba más que para ir a buscar o despedir a alguien de tanto en tanto. Pero resulta que me tocó a mí ser el que despegue, con rumbo a Estados Unidos.

Voy por laburo. Dos semanas. La primera voy a estar en Las Vegas, en un evento anual de Amazon Web Services: el AWS re:Invent. Se dio de pedo que yo fuera. Lo sugirió uno de Chicago a fines de Agosto y el líder global del proyecto dio el OK. Y entonces dijeron algo así como “ya que estás en Nevada, venite en la semana siguiente a Chicago”. Y tenía sentido. Porque hay gente a la que conozco desde hace cinco años pero que no vi más que por Skype, exceptuando unos pocos que vinieron a Buenos Aires pero que los cuento con los dedos de una sola mano. Y así, en tan solo 2 días me dieron la aprobación, pagué el acceso a la conferencia de Amazon, e hice las reservas de los vuelos y los hoteles. Todo al toque, como si nada.

En una semana dicté tres cursos, rendí un examen de certificación, estudié inglés, matemática y lengua con las nenas para sus respectivas pruebas de fin de año del colegio, y aunque traté de seguirle el ritmo al día a día del laburo, en este momento el numerito rojo encima del icono del email en el teléfono me recuerda que todavía tengo 186 emails esperando que los lea, y una buena parte de esos: esperando que los responda. ¿En qué momento? No lo sé.

Mañana a esta hora posiblemente esté durmiendo en el avión. Y después viene la semana en Vegas, donde voy a estar desde el sábado 26 hasta el sábado siguiente, 3 de Diciembre, que es cuando salto a Chicago. Y yo que en mi puta vida pisé Estados Unidos.

No quiero hacerla demasiado larga porque me tengo que acostar. Tengo la intención de ir escribiendo y publicando algunas cosas desde allá. Lo más probable es que publique unas cuantas fotos en Instagram y algunas pocas en el sitio, pero lo que más me interesaría sería ir contando cómo se va dando la cosa. Espero que me den los tiempos, o mejor dicho: espero saber hacerme los tiempos…

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Marcá el cuadro de abajo para seguir.